Botox

Botox en Tarragona

La toxina botulínica A conocida popularmente como Botox, es un relajante muscular que se emplea como medicamento es distintas especialidades de la medicina.

En medicina estética facial se utiliza para el tratamiento de las arrugas dinámicas de expresión de la cara. La contracción muscular continuada durante la vida de los músculos de la expresión facial da lugar a estas arrugas dinámicas que se notan preferentemente en el entrecejo, frente y patas de gallo perioculares. Dichas arrugas empiezan a aparecer a partir de los treinta años. Por tanto, cuanto antes se empiecen a prevenir mejores serán los resultados. Existen múltiples marcas y presentaciones de toxina botulínica. Su médico estético elegirá la más adecuada en cada caso.

La duración del efecto es de seis meses, por tanto, lo ideal es una sesión de tratamiento dos veces al año. Si las arrugas son muy macadas pueden no desaparecer del todo en una primera sesión, pero sí a medida que se vayan realizando sucesivas sesiones. A diferencia de otros tratamientos, el Botox se puede utilizar en cualquier época del año. El Botox es adecuado a cualquier edad, pero es más recomendable entre los veinticinco y sesenta años.
Lo ideal es empezar los tratamientos a partir de los treinta años de manera preventiva, así de esta manera, se previene que las arrugas de expresión vayan progresando y queden marcadas en el rostro. Siempre antes del tratamiento hay que hacer un correcto estudio y diagnóstico de la expresión facial. La técnica de inyección requiere un correcto conocimiento de la anatomía facial. Cada persona es diferente por lo que cada técnica de inyección será diferente. Se trata de un tratamiento individualizado. La finalidad del tratamiento es conseguir resultados naturales, eliminando las arrugas, pero no la expresión.

El botox bien inyectado consigue mejorar las arrugas, pero mantiene la expresión. Caras inexpresivas y que parecen planchadas son el resultado de una mala técnica. Nos comprometemos a conseguir los resultados esperados por usted mejorando su aspecto facial con un resultado natural. El Botox está contraindicado en pacientes alérgicos al huevo dado que las distintas preparaciones farmacéuticas de este medicamento contienen albumina. Es recomendable el día de inyección no realizar esfuerzos ni deporte durante las siguientes veinticuatro horas, ya que el Botox podría difundir hacia zonas no deseadas. Por el mismo motivo se aconseja no acostarse durante las siguientes seis horas tras la inyección, así como no utilizar cascos ni cintas alrededor de la frente durante tres dias. Acuda siempre a un especialista reconocido quien le aconsejará sobre las mejores opciones. Evite ponerse en manos de personas no cualificadas y confíe siempre en unas manos expertas.

CONTÁCTANOS

Puedes ponerte en contacto con nostros para resolver tus dudas o consultas a través de los número de teléfono: 977 23 55 55977 22 69 00 o rellenando el siguiente formulario de contacto, nos pondremos en contacto contigo en un máximo de 24 horas.